Top
Image Alt

India

María Andrés es educadora social y el pasado mes de febrero viajó a India para conectar con una cultura que hasta el momento desconocida.  Quiso aprovechar esta andadura para apoyar la ONG con la que colaboramos en Varanasi, donde se ofrece formación y trabajo en un taller de Comercio Justo a mujeres de castas bajas y con pocos recursos. Descubre cómo fue su experiencia 😊  Es la primera vez que realizas voluntariado internacional ¿Por qué decidiste vivir una experiencia así? Si, nunca había experimentado algo igual. Necesitaba salir de la

Alejandro junto a Naroha, otra voluntaria en el proyecto de India.Alejandro llevaba toda la vida leyendo sobre Tíbet, pero, gracias a su viaje solidario, pudo ver de primera mano cómo se viven la compasión o la hospitalidad. Colaboró dando clases de conversación de inglés a refugiados tibetanos  y desarrollando una APP para facilitar su estudio. De vuelta, se trae nuevas amistades, experiencias increíbles y una reflexión: “hay que eliminar la negatividad de nuestras vidas, porque solo lleva a la infelicidad”. ¿Cómo era tu día a día? Los días comenzaban bastante temprano

Voluntario haciendo yoga en el proyecto de Katmandú, en Nepal.Viajar al corazón de la cultura tibetana. Charlar sobre la vida con monjes y creyentes budistas hasta perder la noción del tiempo. Practicar yoga en el lugar donde nació y donde se vive, todavía hoy, con intensidad, en sus calles, en sus gentes. Todo eso y mucho más te espera en nuestros viajes solidarios de Tumaini a India y Nepal.Si amas su cultura y crees en la generosidad, te damos 5 razones por las que tienes que vivirlo, por

Cristina es de Monterrey, México. Arquitecta y directora de proyectos. Pero, durante el pasado mes de abril, dejó la oficina para vivir una experiencia irrepetible: un viaje solidario a India. Dio clases de inglés a refugiados tibetanos que huyeron de la persecución china. Lo mejor de su experiencia fue, sin duda, su relación con ellos y el intercambio de puntos de vista. “Te abre la mente”, nos cuenta. ¿Cómo era tu día a día en el proyecto? Mi dia contaba con dos clases de 1 hora de duración para que

Raquel durante su viaje solidario a India.En noviembre, Raquel hizo su primer viaje solidario a India. Colaboró con dos proyectos: una guardería solidaria por la mañana y clases de inglés a refugiados tibetanos por las tardes. Valora con un 9 sobre 10 su experiencia. ¿Lo mejor del viaje? “El tiempo con los niños y niñas. ¡El cariño que te dan es incondicional!”¿Cómo era un día cualquiera en la guardería solidaria de McLeod Ganj?El día comenzaba temprano: colaboraba en la guardería de 8:30 a 12:30 h. Al salir, iba

El evento solidario recauda fondos para la ONG de Varanasi.¿Cómo es la vida de una joven en India? ¿Cuándo se supone que debe casarse? ¿Qué obstáculos debe afrontar si quiere estudiar o salir con sus amigas? Tumaini, junto a varias organizaciones de Madrid, ¡organiza el festival Bollywood Summer V! El objetivo es difundir la situación de la mujer en India a través de la colorida y enérgica danza Bollywood. El festival tendrá lugar el sábado 30 de junio a las 19 h en el teatro del

María José junto a varios alumnos de la ONGSi tuviera que quedarse con algo de su viaje, Mª José lo tendría claro: “me ha encantado conocer la forma de vida y de pensar de los tibetanos”. En noviembre, esta barcelonesa colaboró durante 15 días en McLeod Gang dando clases de inglés a refugiados tibetanos que han huido del horror. “Me alegro de que existan ONG como Tumaini. Es importante conocer la realidad de estos lugares y colaborar. A veces estamos demasiados metidos en "nuestra burbuja"”, explica. ¿Cómo es

Yoga Solidario para poner en marcha una biblioteca móvil en India.¿Te gusta el yoga? ¿Eres una persona solidaria? ¿Vives en Madrid? El sábado 16 de diciembre, participa en el Taller de yoga solidario de Tumaini y contribuye a que decenas de niños y niñas en India no se queden sin libros para leer. ¡Te esperamos!El taller tendrá lugar el 16 de diciembre de 17:30 a 19:30 h en VivaGym Embajadores, y será impartido por profesorado de la escuela Nayana Yoga, quienes colaboran de forma voluntaria en el evento.

Marta con algunos voluntarios y voluntarias y monjes del proyecto. Este verano, Marta Valentí vivió tres semanas en la increíble ciudad de McLeod Ganj. Un lugar donde naturaleza y espiritualidad conviven y donde es mejor no llevar reloj ni hacer planes, ya que “nunca sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina”. Durante su voluntariado con refugiados tibetanos, se impregnó de su filosofía y aprendió a vivir el “aquí y ahora”.¿Cómo era tu día a día como voluntaria?Después de desayunar junto con el resto de voluntarios

Laia en uno de los templos que visitó con el resto de voluntarios.Laia Crestemayer siempre había soñado con conocer India pero cuando vio que, además de viajar, podía hacer voluntariado allí, se tiró “de cabeza a ello”. Durante varias semanas, se sumergió en la cultura tibetana en McLeod Ganj y colaboró en una guardería solidaria y dando clases de inglés a refugiados tibetanos. Pero una de las mejores cosas de su viaje fue la gente que conoció en el proyecto: “en poco tiempo formamos una pequeña familia”, explica.¿Por