Síguenos:    

Top
Imagen Alt

Centro formativo niñas

Empoderamiento de las mujeres en India: Un viaje hacia la igualdad   India es un país fascinante que cautiva con su rica cultura, su historia milenaria y su exquisita gastronomía. Sin embargo, detrás de la belleza y el encanto de este país, se ocultan las realidades complejas y desafiantes que enfrentan las mujeres en su búsqueda de igualdad y empoderamiento. Afortunadamente, hay organizaciones y proyectos que están realizando una labor increíble. Después de varios meses de trabajo, Tumaini ha incorporado a su lista, un nuevo proyecto de empoderamiento de la mujer

La experiencia de Nuria viajando en grupo y descubriendo de forma responsable Kenia.   Miedo a viajar sola, a no saber cómo desenvolverte en un país nuevo para ti, a meter la pata, a querer volver a casa por sentir que estás fuera de tu zona de confort. ¿Quién no se ha sentido así en algún momento? Como se suele decir, todo en esta vida tiene solución, así que en Tumaini decidimos darle una oportunidad a los viajes solidarios en grupo combinados con turismo responsable, para poder conocer el país

Esther junto a otros niños de la ONG con la que colaboramos en Kenia.Ir al colegio. Ser atendida en el médico. Dar un paseo. Opinar sobre un tema. Suena fácil, ¿verdad? En Kenia si eres niña, estos momentos cotidianos son una carrera de obstáculos. Hoy, Día Internacional de la Niña, te explicamos por qué no es fácil ser niña en Kenia a través de 5 tips

Belén con su hija Claudia, de 16 años, y una de las niñas del proyecto.Hace siete años, Belén Conesa prometió a su sobrino un viaje solidario. En 2017, el sobri cumplió 15 años y Belén cumplió su promesa. Viajó junto a él y su hija de 16 al centro de rescate de niñas de Kenia. Aprendieron juntos que “con muy poco se puede ser feliz” y la experiencia les unió todavía más.¿Por qué te decidiste a hacer un viaje solidario a Kenia? Porque era un regalo prometido a mi

Mónica viajó a Kenia junto a su pareja, Ale, para colaborar en el centro formativo para niñas con el que trabajamos. Nos cuenta su experiencia llena de anécdotas, risas, bailes y ¡felicidad!"Llegamos cansados tras un vuelo donde apenas pegamos ojo. Al llegar, Edwina (coordinadora del centro) nos estaba esperando en el aeropuerto. ¡Es la dulzura personificada! De ahí nos fuimos a cambiar moneda local. El tráfico en Nairobi es una locura con lo cual pasamos bastante tiempo en el coche antes de llegar al proyecto. El caos de

No tiene permiso para registrarse