Top
Image Alt

Peques de la calle en la costa de Kenia

Claudia durante su viaje solidario a Kenia Desde el primer momento, Claudia entendió en qué consiste un viaje solidario: “es una experiencia personal impagable” donde quien más se beneficia es la persona que viaja. Colaboró 15 días en el centro de acogida de niños y niñas de la calle en Kenia. Como enfermera, pudo curar a algunos niños. “Solo por eso ya ha valido la pena”.  ¿Cómo fue tu llegada en la ONG? La acogida fue súper buena, nos explicaron el proyecto, nos entregaron un dossier con información, nos presentaron al

Paula y Adrián junto a uno de los niños del proyecto.Tiene solo 19 años, pero este verano ya ha vivido una experiencia solidaria, enriquecedora y llena de aprendizajes: un viaje solidario a Kenia, a través de Tumaini. Colaboró en una ONG que acoge a niños y niñas de la calle, les ofrece un hogar y educación para que aspiren a un futuro mejor. Esta es su experiencia. ¿Cómo fue la preparación de tu viaje? ¿Recibiste toda la info que necesitabas por parte de Tumaini? Sí, recibí información muy completa. Después  las

Víctor con los niños y niñas del centro de acogida en Mombasa. En julio, Víctor Martín dejó Granada para hacer un viaje solidario en Kenia. Fue una de las primeras personas en colaborar, a través de Tumaini, en el centro de acogida de niños y niñas de la calle en la costa de Mombasa. Participó en numerosas actividades de voluntariado junto a niños y niñas de la calle. En la mochila, trae de vuelta anécdotas inolvidables y, sobre todo, un montón de aprendizajes de los y las peques.Cada día