Top
Imagen Alt

Descubre el impacto real de un viaje solidario en la ONG con la que colaboramos en Mombasa

Descubre el impacto real de un viaje solidario en la ONG con la que colaboramos en Mombasa

Descubre el impacto real de un viaje solidario en la ONG con la que colaboramos en Mombasa.

 

«Es un placer para el centro recibir a las personas voluntarias de Tumaini» Así comienza la carta que nos ha escrito  Ken, coordinador local de la ONG con la que colaboramos en Mombasa. Para el proyecto es importante contar con personas alrededor que se preocupen y quieran a los niños y niñas, algo fundamental para su crecimiento y desarrollo.

La ONG juega un papel fundamental en el rescate, la rehabilitación y la reintegración de los niños y niñas de la calle en Mombasa. El centro fue fundado en el año 1993 y ejecuta los siguientes programas: atención médica, apoyo educativo y psicológico para los niños y niñas residentes, así como formación profesional para jóvenes y realizar unas salidas llamadas “outreaching activities” destinadas a fortalecer los hogares y las comunidades.

 

Las personas voluntarias se involucran en actividades enfocadas en mejorar el bienestar de los niños y niñas residentes del centro. Estas actividades incluyen: trabajo en la huerta y jardines del centro, apoyo educativo con los deberes y actividades extraescolares para los niños y niñas. Además, se realizan actividades de cocina: mediante la introducción de nuevas recetas y métodos de cocina se mejora por un lado la calidad de las comidas de los niños y niñas y por otro, sirve para generar nuevas técnicas para los jóvenes en la formación profesional. También se realizan actividades de “outreaching” en donde las personas voluntarias junto con los y las trabajadores sociales del centro llevan a cabo diferentes actividades destinadas a fortalecer los hogares que viven en el vertedero de Mwakirunge y las calles del condado de Mombasa.

Los acontecimientos llegan a ser muy conmovedores, influyendo de diferente manera tanto para las personas voluntarias como para los y las peques. Es incómodo para cualquier persona aceptar lo que se llega a ver durante estas actividades. Es increíble ver cómo niños, niñas y familias enteras se alimentan de montones de desechos y aguas residuales.

Las personas voluntarias se conmueven con estos escenarios y siempre quieren hacer más para lograr un cambio en la vida de estas familias.

 

Narmín, una de las últimas voluntarias, lo ha disfrutado mucho con los niños y niñas. Fue triste para todos verla marchar ya que construyó un vínculo muy fuerte tanto con los y las peques como con el personal del centro. En el proyecto, pudo apoyar en la inscripción de los niños y niñas en la educación formal y también enseñó inglés a los de 4° y 5° grado en su primera semana, ya que estaban de vacaciones. Narmín, junto con la otra voluntaria Marta patrocinaron una actividad de “outreaching” en el vertedero de Mwakirunge en la que los niños y niñas de la zona pudieron obtener una comida y un chequeo médico que implicó la limpieza y vendaje de heridas.

Por otro lado, Marta ha encontrado un lugar alineado con sus intereses. Pasa tiempo en la granja junto con más personal limpiando la tierra, cavando y plantando verduras que se utilizan en las comidas de los niños y niñas. Siendo una amante de los coros de música, pasa sus tardes enseñando nuevas canciones y escuchando a los y las peques cantar en el coro.

 

 

El programa del centro, los proyectos y las actividades de la organización están alineados con algunos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Las actividades de “outreach” están dirigidas al fortalecimiento de los hogares y el empoderamiento económico que tiene como objetivo el ODS No: 1- Terminar con la pobreza erradicando la pobreza para todas las personas en todas partes. Estas actividades involucran a familias que viven en las calles de Mombasa y aquellas en el vertedero de Mwakirunge, que son lugares donde los proyectos de WEMA tienen lugar.

Por otro lado, las actividades agrícolas aseguran sistemas de producción de alimentos sostenibles e implementan prácticas agrícolas resilientes que aumentan la productividad y la producción que a su vez ayudan a mantener buenas prácticas de nutrición. De esta manera, se contribuye al ODS No: 2- Terminar con el hambre.

El suministro de una buena atención médica para los niños y niñas permite alcanzar el ODS No: 3-Buena Salud y Bienestar

Por último, el apoyo educativo para los niños y niñas desde el nivel básico hasta la educación superior logra el ODS No: 4 – Educación de calidad para todos.

Tú también puedes formar parte de este proyecto y poner a disposición tu solidaridad, conocimientos y cariño para aportar tu granito de arena. Viajar solidario es transformador.

Escríbenos y lo hacemos realidad info@viajestumaini.org

Contáctanos

Publica tu comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

No tiene permiso para registrarse