Top
Image Alt

enero 2017

2017 es el año del turismo sostenible. No lo decimos nosotras, sino las Naciones Unidas. Es el momento de sensibilizarnos sobre el poder del sector para contribuir al desarrollo sostenible. Viajar puede tener consecuencias positivas o negativas sobre los lugares que visitamos. Todo depende de nosotras, las personas que viajamos. Pero, antes de hacer las maletas, ¿sabemos realmente qué significa viajar de forma sostenible? ¿Es lo mismo que el turismo responsable? Os proponemos un juego: ¡las 7 diferencias entre estos dos conceptos! ¿Cuántas acertaréis? :)1. ¿Política o actitud?Para

Empezamos el año de la mejor forma posible ¡estrenamos nuevos viajes solidarios en México! Te proponemos viajar a Chiapas para contribuir a mejorar la educación de menores y adultos. ¿A que suena bien?Los nuevos proyectos se encuentran en San Cristóbal de las Casas, ciudad en la que conviven indígenas de origen maya (sobre todo tsotsil) y mestizos. Esta ciudad fue uno de los epicentros de la revolución zapatista en 1994. Sus calles adoquinadas, sus casas color ocre, sus mercados y su animado ambiente cultural y social la hacen

Lucas acaba de vivir su primer viaje solidario en Perú con Tumaini. Tiene 18 años. La primera vez que nos vimos en Madrid, me contó que, antes de empezar la universidad, le apetecía colaborar en un proyecto social en otro país. Durante el viaje, podría pensar qué carrera estudiar y cómo quería orientar su vida.Me sorprendió su madurez y su entusiasmo por realizar un viaje solidario. Era muy joven, pero tenía muy claro que era el momento de colaborar y conocer una realidad distinta a la suya. Después de hablar

Ana lleva dos veranos viajando a Kenia para colaborar en el orfanato y escuela con el que trabajamos a las afueras de Nairobi. Y ya está pensando en cómo ahorrar para volver. Comparte con nosotras su experiencia:"Me encanta el proyecto de Kenia porque, durante tu viaje, pasas todo el día dentro del orfanato. Convives con los niños y niñas siempre que se pueda.Lxs volntarixs nos levantamos temprano, a las 7 de la mañana, para desayunar en casa de Julius y Tabitha, fundadores del proyecto. El resto del día