Top
Image Alt

Centro educación integral

 Nos llena de ilusión compartir historias inspiradoras como la de Anna que, tras regresar de su viaje solidario en Bolivia, algo hizo click en ella y le llevó a emprender el mismo proyecto en España. Uno de las cosas más bonitas de nuestro trabajo es ver cómo los viajes solidarios se convierten en experiencias transformadoras para los/as voluntarios/as, generando un increíble impacto alrededor, que se vive tanto a nivel personal como profesional. Aquí os dejamos esta inspiradora experiencia de Anna contada en primera persona: Buenas tardes, Soy Anna Campo. Psicóloga que

Mercè en el proyecto de Bolivia junto a jóvenes con discapacidad. Muchas personas creen que los viajes solidarios son cosas “de jóvenes”. O que hacer voluntariado con niños y niñas con discapacidad “es demasiado duro”. Mercè tuvo el valor, las ganas y la solidaridad de plantar cara a esos obstáculos. A sus 55 años, colaboró a través de Tumaini con el Centro de Terapias Integrales para niños y niñas con discapaciad en Bolivia. ¿Su valoración? “Estos viajes te vuelven a situar en la realidad”. ¡No te pierdas su entrevista!¿Por

Marina en el proyecto de equinoterapia con personas con discapacidad.Marina es fisioterapeuta en Málaga. Hace unos meses, decidió utilizar su conocimiento y experiencia para ayudar a los demás. Viajó hasta Bolivia para hacer voluntariado en dos ONG que ofrecen terapia y apoyo a niños, niñas y jóvenes con diferentes capacidades.¿Qué tareas realizaste como voluntaria en Bolivia como fisioterapeuta?Colaboré en los dos proyectos a la vez, por lo que acudía a los dos centros cada día. Por la mañana, iba al centro de educación integral de 9 a 12.30

Ana Elisa "dejó su huella" en el proyecto de BoliviaAna Elisa es psicóloga y sabía que su perfil era muy valioso en ONG que trabajan con personas con diferentes capacidades. Sobre todo en Bolivia, donde la discapacidad es todavía un tabú alrededor del que existen numerosos prejuicios. Durante un mes, en septiembre de 2017, hizo voluntariado con jóvenes con parálisis cerebral, dificultades en el lenguaje, etc. ¿Lo que más le sorprendió? "El entusiasmo, fuerza y felicidad de las y estas personas”.En Bolivia colaboraste con dos proyectos diferentes que

Carlos es pedagogo y ha colaborado durante un mes en el centro de educación integral que apoyamos en Cochabamaba (Bolivia). Allí ha trabajado con alumnxs con distintas discapacidades y con el personal del centro. Él mismo nos cuenta su experiencia:"Ha sido una experiencia muy enriquecedora y me he sentido muy querido y valorado. El voluntariado lo llevé a cabo de lunes a viernes en el horario escolar, que allí es de 08:30 a 12:00; también fui al centro alguna tarde, pero no todas, para ayudar a las compañeras en