Top
Image Alt

mayo 2017

Cuando viajas… ¿te alojas en una cadena de hotel o en un pequeño hostal? ¿Comes en un conocido fast food o en un restaurante de cocina tradicional? ¿Vas a escuchar las canciones del verano o prefieres descubrir el ritmo de la música local?El 2 de junio, te invitamos a celebrar el Día Mundial del Turismo Responsable descubriendo una nueva forma de viajar. Aquí van 4 consejos que en Tumaini siempre aplicamos para lograr que nuestro impacto en las comunidades que visitamos sea positivo:1. Formación, formación y más formación¿Todavía

“Si voy a hacer voluntariado, ¿por qué tengo que pagar?” Muchas personas se hacen la misma pregunta cuando se plantean hacer un viaje solidario. Te explicamos los principales motivos en 4 puntos clave. ¡Desmiente los falsos mitos sobre el voluntariado internacional! 1. Un viaje solidario es formaciónHacer voluntariado en un País del Sur requiere formarse antes y durante el viaje. Antes, para comprender la problemática social o medioambiental del país que se va a visitar, para acercarse a su cultura y para conocer el proyecto donde se

Pedro junto a  niños del proyecto. ¡Su energía es inagotable!Pedro voló durante 15 horas desde Londres hasta Katmandú para colaborar en la educación secundaria de niños y niñas tibetanos. “Pero sin duda, el largo viaje mereció la pena”, afirma. Durante tres semanas, ayudó con los estudios a niños, niñas y adolescentes que han tenido que dejar sus remotas y aisladas aldeas en el Himalaya para seguir estudiando en la capital gracias al proyecto con el que colaboramos.La vida en el proyecto comienza temprano, ya que los voluntarios y

La montaña saca nuestro lado más humano y solidarioHoy os queremos hablar de un proyecto mucho más cercano de lo que estamos acostumbradas. Se trata de un proyecto que se desarrolla en la geografía española, en concreto en la senda Pirenaica o GR-11.Tumaini colabora desde 2014 con esta preciosa iniciativa llamada Transpirenaica Social y Solidaria (TSS), que fomenta la inclusión social a través del deporte y la naturaleza. Se trata un gran recorrido a pie a través de los Pirineos que personas individuales o de instituciones o empresas

Cuando Gerard decidió viajar a Perú para colaborar con la educación de niños y niñas con pocos recursos, no se imaginaba que iba a tardar tan poco en regresar. Su idea era hacer un viaje solidario de un mes. Vivió 30 días llenos de aventuras, actividades artísticas y, sobre todo, mucho diálogo entre peques, familiares y personas voluntarias. Cuando iba a regresar, le ofrecieron quedarse en el proyecto como coordinador. Y así lo hizo. Ahora, recién aterrizado en Cusco, nos cuenta cómo vivió la experiencia. Le deseamos mucha