Top
Image Alt

6 voluntarixs nos cuentan cómo ha sido el verano solidario de sus vidas.

6 voluntarixs nos cuentan cómo ha sido el verano solidario de sus vidas.

Víctor ha viajado a Kenia para colaborar con un orfanato. Reyes ha hecho un voluntariado en familia en pleno paraíso, en Bali. Elena ha preferido ir a Tailandia y dar apoyo a una ONG que cuida de elefantes víctimas de las explotación. Todos y todas han vivido experiencias increíbles. Pero… ¿qué ha sido lo mejor de su verano solidario? ¡Ahí van sus respuestas!

Voluntario en Kenia

1. Víctor, voluntario en Kenia

«Lo mejor de mi viaje ha sido aprender. Aprendes de los niños, de los coordinadores, de los voluntarios y voluntarias con los que coincides… Te sumerges en su mundo como uno más y aceptas su forma de vivir, de pensar». 
Colaboró con un orfanato y escuela en Kenia.
Voluntaria en Bolivia

2. Silvana, voluntaria en Bolivia

«Me encantó trabajar con animales, ¡son muy agradecidos! También conocer a voluntarios y voluntarias de muchos países, y la selva, un lugar de ensueño».
Colaboró en un centro de rescate de animales víctimas de la explotación.
Voluntario en India

3. Eduardo, voluntario en India

«De mi viaje me quedo con haber conocido la realidad del Tíbet de primera mano. Es una cultura de la que no conocía nada y me ha impresionado mucho». 
Hizo voluntariado en un proyecto que ayuda a refugiados tibetanos en el exilio. 
Voluntaria en Indonesia

4. Reyes, voluntaria en Indonesia

«Lo mejor fueron los niños y niñas y la fiesta que era para ellos tenernos allí. También el coordinador, ¡se prestaba a todas nuestras bromas!».
Colaboró en un proyecto medioambiental en Nusa Penida, Bali.
Voluntario en Perú

5. Ciro, voluntario en Perú

«Me encantó lo cariñosos y geniales que son los niños y niñas. Y también los otras personas voluntarias con las que coincidimos, ¡nos entendimos genial!».
Hizo voluntariado en una escuelita en Cusco.
Centro de rescate de elefantes en Tailandia

6. Elena, voluntaria en Tailandia

«Es la primera vez que viajo sola y de forma solidaria. Todo ha sido maravilloso. ¡Cero incidencias! Además, estar cerca de los elefantes no tiene precio».
Colaboró en un centro que cuida de elefantes rescatados

Post a Comment