Top
Image Alt

Bea: «En cuanto pueda repito»

Bea: «En cuanto pueda repito»

«Mi estancia en el voluntariado ha sido de un mes, un mes que se ha pasado rapidísimo, ha sido muy intenso y gratificante!! Nunca había hecho ningún voluntariado de este tipo y tan lejos… y desde luego en cuanto pueda repito!!!

Estar en este centro ha supuesto conocer a grandes personitas que nada más entrar por la puerta de la escuela ya te recibían con besos y abrazos; yo comenzaba a las 3 de la tarde hasta las 7 y me dedicaba junto a una o dos voluntarias más a ayudar a los niños pequeñitos a realizar sus tareas de la escuela. En cuanto iban terminando se iban al recreo.

Sobre las 5 de la tarde nos reuníamos cada profesor con su «familia de niños» asignada para compartir todos juntos el círculo de emociones que preparaba la coordinadora y en el cual participábamos todos, para mi era lo más bonito del día porque cada niño expresaba libremente sus sentimientos, sus emociones de manera muy espontánea y entorno a un tema que se planteaba. 

Círculo de emociones con lxs voluntarixs y ninxs

Era increíble la de cosas que podían expresar sobre todo de su vida familiar…que para muchos era un suplicio…después de este círculo de expresión cada profe nos íbamos con los niños a nuestra aula correspondiente y preparábamos alguna actividad para el show de los viernes. 


Por último les dábamos la leche y nos despedíamos hasta el día siguiente con besos y abrazos parte fundamental de este proyecto, ya que se trata de aportar una educación alternativa a estos niños pero sobre todo darles mucho afecto y comprensión… que a la larga son ellos los que te aportan a ti mucho más de lo que tú a ellos sin duda alguna. 

Bea con otras voluntaria en Cusco

Son muchas las cosas que me han gustado de esta experiencia, sobre todo el conocer gente siempre dispuesta a ayudar, gente sana y lo que más de todo el haber conocido a los niños que «me los comía a todos con patatas» jejeje. 



Todo lo que he podido descubrir de la cultura Inca ¡Me ha fascinado! Los paisajes, el entorno, el valle sagrado, los templos, el Machupicchu…

El trato en el centro ha sido muy positiva e integradora, todos eramos miembros de una misma comunidad.»
Bea, Viaje Solidario en centro educativo en Perú, octubre 2015

Comments

  • Juan Josè Quintana
    febrero 18, 2016

    hola , acabo de leer tu blog y me parecio fantástica tu experiencia, y que sobre todo enseña muchas cosas, yo soy de Peru y te agradezco que hayas ayudado a mi pais, quiza tambien me anime a ser un voluntario y seguir tus pasos saludos. si deseas comunicarte conmigo me puedes contactar a juanyb8@hotmail.com.

    reply

Post a Comment