Top
Image Alt

¿Sol y playa? Sí, pero de forma responsable

¿Sol y playa? Sí, pero de forma responsable

Almudena e Ivanka han colaborado en Bali en junio.

Estrenamos julio y muchas de nosotras nos ponemos en “modo playa”. Soñamos a todas horas con ese primer chapuzón. Con el tacto de la arena bajo los pies. Con el sonido de las olas de fondo. Pero, ¿es posible vivir un verano playero de forma sostenible? Te damos 5 claves para lograrlo (y una propuesta).

1 No dejes tu huella contaminante

Ya sea un playa urbana o un espacio protegido, la costa es un recurso natural y hay que cuidarlo y protegerlo. Antes de viajar, infórmate para tener el menor impacto posible. Por supuesto, no dejes ningún residuo, pero ve un poco más allá. Por ejemplo: evita utilizar lanchas u otro tipo de embarcación contaminante. Además, si visitas  ecosistemas sensibles, como por ejemplo arrecifes de coral, infórmate sobre cómo hacerlo para no degradarlos.

2 Bici mejor que coche

En los desplazamientos, evita usar el coche: una buena alternativa puede ser la bici, si la distancia es corta. Para distancias mayores, utiliza el transporte público. Será menos contaminante y el dinero irá destinado a una empresa local. Además, te permitirá conocer personas e historias que de otra forma te perderías.

Playa en Nusa Penida, Bali, muy cerca de uno de los proyectos. 

3 ¿Hotelazo en primera línea de playa? No, ¡gracias! 

No contribuyas a la masificación y degradación que la explotación de la playa a toda costa ha provocado en muchos lugares. Por supuesto, evita hoteles en primera línea de playa: seguramente su construcción y mantenimiento daña y contamina a la costa. Elige un alojamiento que ofrezca garantías de calidad, que respete los derechos humanos y que cuide del medio ambiente.

4 La tienda de mi barrio

¿Tienes que comprar un bañador? No vayas a unos grandes almacenes, ¡ve a un pequeña tienda del barrio donde te alojas! ¿Necesitas crema solar? No vayas a un gran super, ve a un negocio de alimentación! ¿Un regalo para traer de vuelta? Apuesta por productos locales y artesanía. De esta forma, el dinero que gastes contribuirá a la economía local, no a las grandes marcas ni cadenas.

Lorena durante su viaje solidario a Bali en mayo. 

5 ¿Bikini a toda costa?

Antes de pasearte en bikini o sin camiseta por el paseo marítimo, infórmate sobre la cultura del país que estás visitando. ¿Es costumbre vestirse así? ¿Puedo hacer algo que ofenda? Observa, lee, conversa y respeta.

Palmeras y bosques muy cerca del mar en Bali. 

Nuestra propuesta: viaje solidario a Bali

He aquí nuestra alternativa responsable al turismo de sol y playa: ¡haz un viaje solidario a Bali! Vivirás en un precioso pueblo costero y darás clases de inglés y organizarás talleres lúdicos para niños y niñas en riesgo de exclusión. La isla está repleta de manantiales, densas junglas, pueblos con una maravillosa cultura y playas de ensueño. ¿Te apuntas?

Solo hace falta un poco de atención y mimo para viajar de forma responsable. Vive tu “modo playa” de esta forma y podremos disfrutar de ella durante mucho más tiempo 🙂

Post a Comment