Top
Image Alt

Experiencia en Bali: Eva y Alberto comparten sus sensaciones

Experiencia en Bali: Eva y Alberto comparten sus sensaciones

Una nueva experiencia en un Viaje Solidario. En esta ocasión es doble, Alberto y Eva viajaron a Bali para colaborar en el centro educativo con el que trabajamos allí. A su vuelta nos han contado los sentimientos y sensaciones que les ha producido esta participación:

Eva nos explica cómo fueron las dos semanas que estuvieron en el centro:
«Mi experiencia ha sido fantástica en todos los sentidos. Poder colaborar con el proyecto educativo intensamente y hacer clases para ellos hace que sientas que tu ayuda es útil de verdad, porque estás implicado y colaborando activamente cada día

Eva con otras voluntarias y niñxs del centro en un taller

La cooperación en el centro empezaba con la preparación diaria de las clases. Preparábamos la teoría, ejercicios prácticos, juegos para practicar lo aprendido y definíamos la dinámica de las clases asiganadas. A las 12h00 empezaban a llegar los primeros niños al centro, les atendíamos y jugábamos con ellos hasta que llegaba la hora de hacer clase.

Las clases las empezábamos a las 13h00 o a las 14h00, dependiendo del día de la semana y grupo asignado; eran 2 clases por día; y algún día puntual tres clases si necesitaban ayuda las profesoras asignadas, porque el grupo era muy numerosa o la clase lo requería.

Los miércoles y sábados hacíamos actividades especiales para potenciar su creatividad y que lo pasaran bien. Hicimos toda clase de manualidades propuestas por nosotros y fue estupendo: hicimos pulseras, minions con material reciclado, máscaras de cartulina, juegos…sin duda el mejor momento con los niños, lo pasaban genial y estaban muy motivados.

Lo mejor han sido ellos, los niños. Desde el primer momento, con sus sonrisas y sus gestos, sinceros y honestos. Fueron abriéndose poquito a poco, cogiendo confianza y dándonos cada vez un poco más. Les gustaba pasar tiempo con nosotros, venían incluso antes de las clases…necesitaban atención y cariño, un gesto y a cambio una sonrisa y una mirada que no voy a olvidar…tener la oportunidad de darles un poquito de ti es muy especial. Gracias a ellos entiendes porqué vale la pena este viaje.»

Alberto con los peques en un taller de manualidades
A Alberto le encantó conocer más sobre Bali gracias a los niños y niñas:
«Lo mejor ha sido la experiencia de enseñar a los niños, de jugar con ellos fuera de clase y ver cómo día a día van cogiendo confianza y se abren contigo. Ha sido muy enriquecedor estar con ellos, aprender de ellos palabras de su idioma, cosas de su cultura


Me quedo con la sensación de haber aportado un poco a su educación, de haberles enseñado cosas que serán importantes para ellos, y de haber aportado un poco también a su felicidad. Fue muy gratificante ver cómo disfrutaron con las actividades especiales que les preparamos.»

 Eva y Alberto, Viaje Solidario en centro educativo (Bali), enero 2016


Post a Comment