Top
Imagen Alt

La isla de los elefantes…o de Lost?

La isla de los elefantes…o de Lost?

Sa wat dee ka! (así es el saludo en tai para decir hola)

Esta semana he viajado a la isla de Koh Chang que traducido literalmente sería la isla de los elefantes. Es la segunda isla más grande de Tailandia y la que se encuentra más cerca de Bangkok, a tan sólo 7 h en transporte público. Nada más verla lo primero que se me vino a la cabeza es que me recordaba  a la isla de Lost, tiene un 75% de selva casi completamente virgen por lo que el azul de sus aguas contrasta con el verde de sus bosques. 



He venido a visitar el proyecto de una mujer americana que trabaja con animales, es un proyecto muy pequeño pero que mueve una gran cantidad de animales domésticos. Como podréis imaginar el concepto de animales domésticos que tenemos en nuestro país no es el mismo que el que pueden tener en Tailandia pero a pesar de ello los tailandeses son gente que trata bastante bien a sus animales. El proyecto se dedica básicamente a realizar campañas de esterilización y vacunación gratuita pero en muchas ocasiones les llegan animales atropellados, abandonados…
Fue muy irónico el camino hasta que llegué al proyecto porque el proyecto no está nada indicado en la carretera y cuando encontré lo que pensaba que era el proyecto resulta que en realidad era un sitio de peleas de gallos que está casi pegado así que cuando entré y pregunté por la fundación de animales me dijeron: “Sí, siéntate 5 minutos…” pero al ver el ambiente supe que estaba en el lugar equivocado. Afortunadamente me fui antes de presenciar una pelea y a los 10 minutos ya estaba con Lisa que es la fundadora hablando de su proyecto.
Lo que este proyecto necesita realmente es un tipo de voluntariado más profesional, veterinarios, enfermeras de animales, etc porque es un proyecto sin coordinador así que es importante que los voluntarios sean lo más independientes posibles. También podrían recibir un tipo de voluntario que se encargase de las tareas más fáciles como dar de comer a los animales que tienen (gatos, perros, un cerdo y un mono) y que jueguen con ellos pero su prioridad es conseguir voluntarios con un perfil más profesional.

Aquí podéis ver una de las gatas del proyecto, Honey, que tuvo que ser amputada de un trozo de una de sus patitas delanteras


Y esta de mi motorizada de camino al proyecto 🙂


He estado durmiendo en un sitio al Sur de la Isla, la zona Oeste está bastante desarrollada con hoteles y complejos de lujo y mucho barullo y prefería estar en un sitio más tranquilo. El lugar donde me he quedado se llama Cliff Cottage y está situado en un entorno privilegiado ya que se puede ver tanto amanecer como atardecer y es absolutamente recomendable. Además está al ladito de Bang Bao que es un pueblo de pescadores por lo que por las noches me iba dando un paseo hasta aquí para poder cenar pescado fresco. 

Os enseño una muestra desde los espectaculares amaneceres y atardeceres que he podido disfrutar…



La isla en general es bastante turísitica como la mayor parte de Tailandia y se ven muchos europeos/americanos con chicas tailandesas. De hecho hace un par de días coincidí en el restaurante con tres suecos de cincuenta y tantos que habían sobrevivido al tsunami del año 2004 que causó miles de muertos en esta zona. Uno de ellos estaba con una mujer tailandesa y él decía que la quería porque ella le daba todo lo que necesitaba pero a ella se la veía totalmente fuera de lugar e infeliz y eso me entristeció. Tailandia tiene una de las mayores tasas de prostitución a nivel mundial y mueve millones de bahts con el turismo sexual. No voy a profundizar en el tema pero leí un dato que me sorprendió y es que hay algunas organizaciones que estiman que hay 800.000 menores en Tailandia que se dedican a la prostitución. Por si os interesa documentaros hay una organización muy interesante que lleva años luchando contra la prostitución infantil. Podéis encontrar más info en los siguientes links


Ahora escribo este post de camino de nuevo a Bangkok. Hoy es un día muy especial ya que se celebra la festividad de Loy Krathong, se lleva celebrando desde el siglo XXIII y las ciudades más importantes se llenan puestos vendiendo los Krathongs que es un adorno hecho con hojas de plátano, flores de loto, incienso y velas. Familias enteras lanzan estas ofrendas al río a la vez que miles de lámparas de papel de arroz iluminadas con aceite son lanzadas al cielo estrellado por lo que es un verdadero espectáculo para todos los sentidos.

Mañana ya vuelo para Indonesia a visitar el proyecto de un chico español en la isla de Sumbawa que está muy cerquita de Bali. ¡Os seguiré informando!

Un abrazo

Comentarios

  • Vanesa
    noviembre 17, 2013

    Qué pasada Mónica! Estamos alucinadas con tu proyecto! Y qué lugares y ong estás conociendo! Queremos sesión de fotos a la vuelta. Un abrazo de almu, aida y vane desde Colombia

    respuesta

Publica tu comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

No tiene permiso para registrarse