Top
Image Alt

Uncategorized

Hoy he viajado en tren por primera vez. Los trenes no están del todo mal aunque los asientos son los más incómodos en los que me he sentado nunca pero a pesar de ello es uno de los medios más seguros para viajar en India. Nada más salir de Amritsar los vagones iban prácticamente vacíos pero poco a poco se fueron llenando y según el tren avanza va aumentando la procesión de vendedores. Venden cualquier cosa que os podáis imaginar, desde un candado para la maleta hasta un muñeco, un trozo

Como todos sabéis en la India conviven muchas religiones diferentes y dentro de cada una de ellas hay cosas curiosas como por ejemplo, en los templos jaimistas no pueden entrar mujeres con la regla puesto que se considera “impura” y tampoco puede entrar ninguna persona que lleve un artículo de piel, en los templos budistas siempre hay que caminar en dirección a las agujas del reloj cantando los mantras, en los templos sikh estamos obligados a lavarnos antes de entrar y llevar cubierto el cabello, con lo que

Y al fin ha llegado el momento de despegar. Después de los últimos días llenos de despedidas, emociones (y una gran alegría gracias a los Premios Iniciativa de Pozuelo y la oferta del Parque Científico de Madrid, no sólo es un reconocimiento al trabajo al que me he dedicado en cuerpo y alma en los últimos meses sino que va a ser un empujón enorme para que Tumaini se convierta en una realidad), cruzo la puerta de embarque con todos los sentimientos metidos en una cocktelera. Por un