Top
Image Alt

Bolivia

Los monos araña son los "animales mimados" del centro donde colaboró CristinaCuando a Cristina le preguntan qué ha hecho estas vacaciones le sale “una sonrisa de oreja a oreja”. Ha pasado tres semanas en un centro de protección de fauna silvestre en Bolivia, a los pies de la selva. Se encargaba de cuidar a monos araña rescatados que viven “casi en su hábitat natural, alejados de la civilización”. Ha aprendido tanto sobre estos primates que le da la impresión de que “en lugar de ayudar, he sido yo

¿Todavía no tienes plan para este verano? ¿Este año te apetece vivir una experiencia diferente?¿Te gustaría conocer un país como Kenia, India o Perú de cerca y colaborar con una ONG local? ¡Te proponemos 5 planes en 3 continentes diferentes para que este verano vivas una aventura de 10!Un viaje… ¿qué?Un viaje solidario es una experiencia única donde una persona conoce no solo los atractivos turísticos de un país, sino también proyectos que trabajan por mejorar su realidad más cercana. Las y los viajeros dedican unas horas al

Sandra colaboró el pasado verano en uno de los centros de Bolivia que trabaja con fauna rescatada. Estos centros tratan de dar una vida mejor a animales que han sufrido maltrato, que han estado dentro del tráfico ilegal y que, en muchos casos, este trato ha provocado que ya no puedan vivir en libertad. Es uno de los proyectos más especiales con los que colaboramos y del que siempre nos gusta escuchar experiencias como la de Sandra:"Cada mañana al levantarnos teníamos dos tareas, una que variaba diariamente y era

Carlos es pedagogo y ha colaborado durante un mes en el centro de educación integral que apoyamos en Cochabamaba (Bolivia). Allí ha trabajado con alumnxs con distintas discapacidades y con el personal del centro. Él mismo nos cuenta su experiencia:"Ha sido una experiencia muy enriquecedora y me he sentido muy querido y valorado. El voluntariado lo llevé a cabo de lunes a viernes en el horario escolar, que allí es de 08:30 a 12:00; también fui al centro alguna tarde, pero no todas, para ayudar a las compañeras en

"Ha sido una experiencia que no podré olvidar nunca. Un viaje y una labor que repetiría una y mil veces, si tuviera la ocasión.En primer lugar, tengo que decir que me siento absolutamente enriquecida como persona y también a nivel profesional, dado que he tenido la oportunidad de encontrar allí dos estupendas veterinarias (Aleja y Marta) de las que aprender en todos los sentidos, pues han sido dos grandes amigas, madres, profesoras, confidentes

Solamente nos diferenciaba un matiz: a ellos se les veía un poquito nerviosos porque siempre habían escuchado que estos viajes cambiaban la vida. Yo, sin embargo, iba a hacerlo porque la Vida me había cambiado. Pero los ojitos de todos nos brillaban con la ilusión de hacer algo bonito, desinteresado y altruista.  Era una reunión de Tumaini para viajerxs que iban a proyectos de educación. Yo quise estar, quise compartir con ellos ese momento mágico del “qué nos vamos a encontrar”. No obstante, y aunque siempre anhelé participar en

En mi día a día ayudaba con las sesiones de equinoterapia para los niños con alguna discapacidad, realizaba tareas de cuidado de los caballos y actividades con los niños en el tiempo que no estaban montando. Lo que más me ha gustado ha sido ver la relación que se creaba entre el niño y el caballo, la felicidad y los beneficios que les proporcionaba la equinoterapia. Ha sido una experiencia genial y muy enriquecedora. María con una de las niñas del centroLas sesiones de equinoterapia, dependiendo del perfil del

Post de Mónica Herreras, coordinadora de proyectosEsta mujer de piel curtida tiene 75 años y su nieto ocho. Él tiene muchas dificultades para caminar pero cada mañana, su abuela lo lleva cargado en el aguayo combinando tramos en trufi (furgonetas colectivas) y tramos a pie. Esta prueba de amor es una de las expuestas por una de las organizaciones que visitamos, que tiene un proyecto para sacar adelante 257 niños con discapacidades físicas o mentales.Estamos en Cochabamba, una bonita ciudad de clima cálido y gran colorido. Todos los proyectos que

Post de Mónica Herreras, coordinadora de proyectosVolvemos a viajar a Bolivia y a visitar nuevos proyectos solidarios. Bolivia es un país donde puedes estar en ciudades a más de 4000 metros de altura, recorrer la selva, visitar el salar más grande mundo o fascinarte visitando el lago Titicaca, el más alto del mundo.Es donde más se nota la esencia indígena de América Latina.Vamos a recorrerlo visitando proyectos relacionados con medio ambiente, animales y otros de un ámbito más social. Voluntariado en la selva de BoliviaCon Jill, coordinadora de uno de los