Top
Image Alt

«Eye for beauty»

«Eye for beauty»

Post escrito por Tumaini e Isaías
Un Viaje Solidario nos acerca a otra realidad social y a compartir momentos inolvidables en los proyectos. Una forma más de acercarnos es a través de la fotografía. Así nació «Eye for Beauty», un proyecto en el que los protagonistas son las personas de los centros en los que trabajamos y en el que les pedimos que nos muestren la realidad a través de sus ojos.

Hace unos meses comenzamos a diseñar este proyecto junto a Isaías y Marina, viajeros de Tumaini. Ellos lo pusieron en marcha el verano pasado en el centro con el que colaboramos en Nakuru (Kenia).

Nuestra intención es que se realice en todos los proyectos con los que colaboramos y que lo hagan viajeros y viajeras de Tumaini a los que les interese la fotografía.´



Isaías y Marina con cinco de los niños que participaron en el taller

¿En qué consiste? 

La idea de «Eye for Beauty» como dice Isaías, es que: » Los fotógrafos sean las propias personas de los centros donde colaboramos.» 




«Por razones de personalidad o culturales, a veces es difícil que hablen de su historia personal, de sus emociones, de aquello que les parece bonito… Si somos capaces de cambiar el canal, quizás puedan llegar a expresarse. Hablar de lo mismo en otro lenguaje: la fotografía«

Cada uno de los participantes del taller escoge cuatro fotografías que expresan las emociones que quieren transmitir o lo que es bello para ellos. Después explicarán el porqué de su elección. A esto le añadimos tres deseos por parte de cada participante. En el caso de los niños, les preguntamos qué quieren ser de mayores y de los adultos, cómo se ven en 10 años.

Después de la realización de cada taller, mostraremos los resultados en nuestro blog y redes sociales (hemos creado un albúm en facebook dónde podéis ver todas las fotos:). Creemos que es una bonita forma de saber cómo ven su realidad las personas con las que colaboramos en cada centro. Si te gusta la fotografía, ¡Es tu oportunidad! 

¿Cómo fue en Nakuru?

En este centro participaron 10 niños y niñas, cada uno eligió cuatro fotografías que podéis ver en nuestra página de  Facebook. La primera foto de cada uno es un selfie para que así podamos conocerlos un poquito más.


Todas las personas del centro de Nakuru


Después de realizar el taller, estas son las conclusiones de Isaias:

1) ¿Belleza o emociones? 

«Creímos que podría ser una buena idea incluir las emociones junto a la fotografía. Posteriormente,  pensamos que quizás los niños tendrían dificultad en expresarlas, ya   fuera por razones culturales o por la duración del voluntariado… Nos sorprendió que algunos de ellos sí quisieron hablar de ellas. Aunque se aprecien connotaciones culturales, tratan las emociones y las intentan reflejar en las fotografías.»

2) ¡Somos poquitos pero tenemos ganas!:

«De 65 niños del centro, prácticamente todos vinieron a la  reunión en la que explicamos el proyecto, pero al final tan solo participaron 10. Tuvimos la mala suerte que no supimos los horarios: salen del centro a las 6:00 de la mañana y vuelven a las 18:00, cuando ya está oscuro… Tan solo los más pequeños pueden llegar más pronto (a las 16:00), precisamente el grupito que participó en el proyecto.»


3) Por encima de todo, felices:

«La felicidad es la emoción que más predomina. Pero los motivos de elección de las fotos, en algunas ocasiones no son precisamente felices… Se  aprecia aquí el sesgo que tienen: pueden hablar de la tristeza, pero cuando les preguntamos si están tristes, es posible que lo nieguen».

4) Nos gustan las personas:

«Ha habido fotografías de paisajes, fauna, flora, detalles, retratos… Pero sin duda la que más ha predominado  ha  sido  la  fotografía  de  personas.  Concretamente,  y  es  algo interesante, había mucho autorretrato (más allá del que pedíamos como primera foto). 
Una posible explicación es que en Nakuru prácticamente no hay espejos, y un niño puede estar perfectamente dos años sin haberse visto en algo que refleje».


5) Sabemos ponernos en su lugar:

«Algo que fue muy bonito de ver y que se repitió en prácticamente todas las participaciones era el alto índice de empatía. Creo que se resume perfectamente en esta frase: “es una foto feliz, porque es  la primera vez que ese niño ha visto a otro con una  cámara, y es  feliz…“. No solo han hecho fotos a sucesos que podrían desprender felicidad, como un nacimiento, sino que se han puesto al lado del niño, de la madre o de su amigo, y han comentado esa emoción».  

6) Salud, vida y muerte 

«Estos tres temas fueron recurrentes  en las explicaciones  y los deseos de los participantes. En sus historias se aprecia mucho cómo se preocupan por su familia, incluso algunos de ellos han perdido hermanos en trifulcas tribales… La muerte está presente en sus vidas desde pequeños, y emocionalmente no lo expresan explicitamente. No es de extrañar que la profesión más elegida fuera la de médico».  

7) ¡Futuros aventureros! 
«Esta conclusión no se desprende de las fotografías realizadas, pero sí de los deseos. Muchos de los  pequeños  no  se  conforman  con  cualquier  cosa  para  su  futuro: viajar a otros países, periodistas, pilotos… Muchos de estos niños, gracias al proyecto local con el que colabora Tumaini, tendrán la oportunidad de ir a la universidad. Están muy motivados para su futuro».

8) Nuestra familia:

«Esta  otra  conclusión  tampoco  se  desprende  de  las  fotografías,  pero  me  gustaría comentarla: estos niños están en el centro porque sus familias no han podido permitirse mantenerlos. Tras ello, la ONG local los adopta y tiene un programa educativo para ellos hasta que cumplen los 18 años. Muchas  personas que escucharon esto vivieron la situación como un abandono por parte de las familias. Error. Los niños sienten que forman parte de sus familias, quieren estar cerca  de  ellos.  Aunque  no  comparten las costumbres de la tribu (castración femenina…), se sienten pokot, y quieren volver a su tierra».

«Los niños nos han hablado de las emociones y la belleza a través de la fotografía. Aunque las emociones negativas no se muestran de un modo explícito, hemos visto su alta capacidad social, su empatía, las ganas que tienen de ayudar a los demás… Son sensibles a la naturaleza y a lo bonito de lo cotidiano, como su comida favorita, el nacimiento de un animal, o las flores que más le gustan. Son personas con un gran potencial y con muchas aspiraciones para su futuro.»

El próximo proyecto en unirse a «Eye for Beauty» es el centro con el que colaboramos en el norte de India y que trabaja con refugiados tibetanos. Elena y Blanca lo han realizado con adultos y dentro de poco os podremos enseñar el resultado.

Desde Tumaini queremos dar las gracias a todas las personas que habéis hecho posible la realización de este proyecto tan especial, desde los donantes de cámaras hasta los voluntarios que habéis viajado para poder ponerlo en marcha.

Si queréis realizar un Viaje Solidario en este centro tenéis toda la información en nuestra web: http://bit.ly/1XH5VpZ

Podéis ver el taller realizado en Nakuru en nuestra página de Facebook: http://on.fb.me/1P7xsym

Si queréis conocer más sobre el trabajo de Isaías podéis visitar su página de facebook: http://on.fb.me/1PSxzQ0

Comments

  • Isaias Mena
    octubre 29, 2015

    Gracias por esta oportunidad Viajes Solidarios Tumaini, tanto Marina como yo estamos super contentos por todo 🙂

    reply
  • jaka
    octubre 29, 2015

    Fantastic, moltes felicitats per la feina !!!
    Abraçades,

    reply
  • Viajes Tumaini
    noviembre 2, 2015

    Muchas gracias a vosotrxs, habéis hecho un gran trabajo 🙂

    reply
  • Viajes Tumaini
    noviembre 2, 2015

    Muchas gracias Jaka, ¡Nos alegramos que te guste!

    reply
  • Viajes Tumaini
    noviembre 5, 2015

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    reply

Post a Comment